el florido byteTOP 100 WEBLOGS .
edición nimage : 21 : 07 : 2006

ALGUNAS DISPUTAS ENTRE ESCRITORES | Antón Castro: ‘Las polémicas entre escritores están a la orden del día. Algunos libros, como la segunda parte del Quijote, no habrían sido posibles tal como los conocemos si no hubiera por medio alguna rivalidad, alguna tensión más o menos violenta entre escritores. Avellaneda –sea Jerónimo de Pasamonte, fray Baltasar de Navarrete, Tirso de Molina…- odiaba a Cervantes, se apropió de sus personajes y de sus planes, y redactó el libro apócrifo. Avellaneda llamó a Cervantes, entre otras lindezas de un prólogo que llegó a ser atribuido al propio Lope, “agresor de sus lectores”, “manco”, “viejo” y “murmurador”. Ya la primera parte también le debe algo a las burlas de Lope de Vega hacia Cervantes, que lo llamó en un soneto de 1605 “cornudo”’.

[Bestiario.com] La trinchera cósmica. Un almanaque incendiario: ‘El solar que ocupaba la choza de Seisdedos, en Casas Viejas ha pasado a ser un centro de interpretación histórica. Tiene guasa el asunto, pues los intérpretes son los de siempre. Los mismos que hacen de la memoria negocio. Allí donde Seisdedos se batió en nombre del comunismo libertario y en el mismo sitio donde su nieta, Maria Silva, la Libertaria, quedó marcada para siempre, allí plantan un hotel’.

Cuentos de Cien Palabras: ‘Las vasijas contienen un poderoso alucinógeno. La joven deja la ciudad siguiendo el cauce del río, hasta hallar un lugar tranquilo donde sentarse bajo las estrellas cómplices y silentes’.

Santos y Demonios – De Edgardo balduccio » Experimento de lectura: ‘Increíblemente, a través de la configuración del software, hallé lo que estaba buscando. Se los describo: Cargué el libro, puse la configuración en autoscroll (el texto va haciendo scroll en la pantalla automáticamente, muy suave, y se puede configurar la velocidad), coloqué la fuente del texto en un tamaño de acuerdo con la distancia en que iba a leer, me acosté en un colchón que puse en el piso frente a la compu, apunté el monitor hacia abajo (se recomienda un monitor de 17′), y leí durante tres horas seguidas (lo juro por la luz que me alumbra, aunque sea de noche) de la manera más confortable que haya leído en mi vida, sin molestarme por pasar páginas y ocupando mis manos sólo con algún eventual cigarrillo’.

elmundo.es | EL FLAMENCO SEGÚN MERCÉ: ‘Recorrido por el flamenco, término a término, de la mano del saber y el arte del cantaor jerezano José Mercé’.

Blogs Ya.com: Espacio sobre Literatura: ‘Juan Benet, pan de pueblo paciente y sin urgencias, supo cocinar en este Otoño en Madrid hacia 1950, una sopa literaria a la usanza de los relatos que se contaban en los pueblos castellanos antañones. Como ya dice en el prólogo, Juan Benet dejó que aquel otoño fronterizo, poblado de personajes, “materia de interés general” y privado, se cociera a fuego lento a lo ancho de catorce años –que son los que separan el primer texto del último-, en los que Juan Benet fue regalando el pan crujiente de su prosa’.

PUENTE AÉREO: Los odios y las pasiones de Lobo Antunes: Citando: “Los malos libros son aquellos que nos dejan la cara y el estómago intactos. En general, venden más por eso mismo, pero no nos tiran a la lona. Cumbres borrascosas nos tira a la lona. Guerra y paz nos tira a la lona. Cualquier gran libro nos tira a la lona y le quedamos agradecidos por eso, puesto que vivimos a ras de tierra y no logramos levantarnos del suelo sin ayuda. Esto es difícil de explicar, pero espero que hayáis entendido”.

El forastero: Leyendo el periódico desde fuera: ‘Es sorprendente como las noticias llegan hasta nosotros sin requerir necesariamente de los medios de comunicación. Las noticias nos llegan por una infinitud de canales, conversaciones, charlas, chismes, lecturas que sólo podemos reconocer cuando este canal se silencia. Toda esta información paralela llega dándole a la noticia una mayor profundidad de recepción, fenómeno que no es reproducible en el extranjero’.

Mozart y el misterio de la creación: ‘Y una vez que se ha tenido esa primera idea, ¿qué sigue? Valèry decía: “El buen Dios –la Musa– nos da gratuitamente el primer verso. Pero a nosotros nos corresponde hacer el segundo, que debe rimar con éste y no ser indigno de él”. Hay que sacar provecho de ese accidente fortuito. Dicen que Mozart escribía de corrido, como si lo hiciera al dictado. Es cierto que ha dejado menos borradores que Beethoven, cuyos cuadernos muestran que daba vuelta a las ideas durante años. Sin embargo, los facsímiles de La flauta mágica, publicados en 1979, nos presentan a un Mozart más trabajador. Durante la composición, cambió de tinta, y el color de la segunda se alteró rapidamente, por lo que podemos seguir la génesis de la obra. Iba de lo general a lo particular. Como señala su biógrafo Einstein: “En una pieza de música de cámara o en una sinfonía, primero establece las voces principales, las líneas melódicas, del comienzo al final, saltando de un renglón a otro, e insertando las voces secundarias sólo cuando repasa o revisa el movimiento, en una segunda fase del procedimiento”. En 1795, con 29 años, acabó de componer una serie de seis cuartetos para cuerda (K 387,421,428, 458, 464, 465). Durante tres años había estudiado la forma de componer de Haydn. Mozart se los dedicó, advirtiendo que eran “fruto de un largo y laborioso esfuerzo”. No hay genio improvisado’.

The Illustrators of Jules Verne’s Voyages Extraordinaires: ‘First, consider the following amazing statistic: there were over four thousand illustrations in Jules Verne’s Voyages Extraordinaires—an average of 60+ illustrations per novel, one for every 6-8 pages of text in the original in-octavo red and gold Hetzel editions. Since the publication of Verne’s first novel in 1863, these Victorian-looking woodcut plates and maps have constituted an integral part of Verne’s early science-fiction tales: to such an extent, in fact, that today most modern French reprints of the Voyages Extraordinaires continue to feature their original illustrations—recapturing the “feel” of Verne’s socio-historical milieu and evoking that sense of faraway exoticism and futuristic awe which the original readers once experienced from these texts. And yet, to date, the bulk of Vernian criticism has virtually ignored the crucial role played by these illustrations in Verne’s oeuvre’.

CVC. Morderse la lengua.: ‘Una de las secciones que, desde el principio, suscitó mayor interés fue El museo de los horrores. En ella, se trataba de mostrar los malos usos del idioma en los medios de comunicación: equívocos y malentendidos provocados por erratas, errores sintácticos o gramaticales y usos incorrectos de las palabras, con los que se buscaba siempre la faceta más divertida y sorprendente’.